Resonancia Schumann

A mediados de la década de los años 50 del pasado siglo, el Dr. Schumann un físico alemán, descubrió que la tierra está rodeada por un poderoso campo de naturaleza electromagnética, que se extiende desde el suelo hasta una altura aproximada de unos 100km. por encima de nosotros, es decir hasta la parte inferior de la ionosfera. De lo cual se puede deducir que todo ser y especie viviente del planeta, está afectado por este campo.

La resonancia Schumann se relaciona con la frecuencia de las ondas alfa de la mente humana en al rango de 7.5 a 13 Hz. Este campo electromagnético, tiene una resonancia o es de una frecuencia más o menos constante de unos 7.83 Hz. o ciclos por segundo, similares a los del campo que genera el corazón.

Durante miles de años, la resonancia de Schumann se mantuvo a 7,83 hertzios

A partir de los 80’s empezó a acelerarse, pero de forma mucho más significativa a partir de los 90, la frecuencia de este campo que rodea al planeta se elevó desde los 7.83 Hz hasta los 12 Hz.

En junio de 2014 se consideró había subido al nivel 15 – 25, en 2017 ha saltado a más de 30 y la novedad es que se acaba de conocer que la frecuencia de la Tierra y el tiempo se aceleran. Por primera vez en la historia humana, la resonancia Schumann subió a 36 Hz y eso está provocando cambios y molestias a los humanos y en general a todos los seres vivos del planeta.

Al buscar “calibrarse” o adaptarse el cuerpo a esta frecuencia, presenta síntomas que muchas veces son indetectables por la medicina (porque no hay nada mal) pero las sensaciones son claras en el cuerpo. Algunos de los síntomas más comunes son: Algunos de los síntomas más comunes de estos picos en la frecuencia electromagnética son: Sofocos, visión borrosa. vértigo (mareos), latidos irregulares u omitidos, dolores en articulaciones o intermitentes en diferentes partes del cuerpo, zumbidos en oídos, cansancio extremo, náusea, síntomas similares a la gripe (o al ya saben qué), problemas con los intestinos, exceso o falta de hambre, ansiedad, dolores o molestias en articulaciones.

Algunas recomendaciones que te doy para elevar tu frecuencia y disminuir los síntomas son: meditar, tomar agua (sin fluoruro), conectar con la tierra, descansar, escuchar a tu cuerpo y darle lo que te pida, ejercicios suaves (tipo yoga, tai chi, rutinas de medicina energética) que muevan toda tu energía, busca consejo o terapia de con los expertos que comprendemos la causa y los tratamientos holísticos, haz una limpieza y balance energético. Con mucho gusto, yo te puedo ayudar,

Hasta la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×