Las 4 Leyes Espirituales de las Flamas Gemelas

Existen cuatro leyes espirituales que se repiten en todas y cada una de las experiencias de encuentro de flamas gemelas (amor de pareja). Estas leyes son una guía para cualquier persona. El camino de las flamas gemelas, te llevará al descubrimiento del verdadero amor…el amor incondicional.

Cada ley toma en cuenta la existencia de cuatro planos: el plano material, el mental, el emocional, y el espiritual. Y así, las y leyes son precisamente, la Ley material, la ley mental, la ley emocional y la ley espiritual.

La primera ley, la ley material dice que tu flama gemela está destinada a encontrarse contigo. Al principio, parecerá una coincidencia, sin embargo no es así. El romance se irá dando poco a poco en sincronía con el momento y en el lugar adecuado. Una vez el universo los junte, ambos sentirán una conexión automática. Es ese encuentro físico que está destinado a ser.

La segunda, es la ley mental. Una vez que hayas encontrado a tu flama o llama gemela y hayas comenzado a salir con ella, sentirás que vives en una burbuja, en una realidad romántica bastante especial. Incluso, sentirás que hay ayuda divina en su avance como pareja, lo que les permitirá a ambos ver el valor de cada quien. El ego (y tus juicios) van desapareciendo y ni cuenta te das

Tercera ley. Ley emocional. Las flamas gemelas solamente pueden sanar, cambiar y amar por decisión propia.  Incluso, tú y tu flama podrán cambiar, si toman en cuenta la emoción y la motivación que sienten el uno por el otro.

Y la cuarta, que es la ley espiritual. Una vez que la ley emocional se ha cumplido, ambos se sentirán cambiados o transformados para bien, tanto en aspectos de nuevos hábitos como de nuevas perspectivas. Todo ello conllevará a que sientan gratitud por la relación y gratitud del uno por el otro.

Depende de ti superar los traumas del pasado. El resultado que obtendrás con todo ello, será una relación hermosa, funcional y sostenible con tu flama gemela que llegará a donde está supuesta a llegar… al amor genuino e incondicional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×