Como Pedirle al Universo

¿Estas frustrado porque La Ley de Atracción no te funciona como a los demás? Muchas veces no recibimos lo que anhelamos porque no sabemos cómo pedirle algo al Universo de manera adecuada y hacer que la Ley de Atracción funcione.

Para hacer un pedido al Universo tienes que tener mucha confianza en que el Universo te escuchará. 

En realidad, lo más probable es que no estés usando la manera correcta de pedirle algo al Universo.

Cada vez que pides algo, cualquier cosa que ello sea, y sin importar tu tono calmado o exigente, dejas entrever de alguna forma la idea: “¡Esto no lo tengo ahora! ¿”me lo otorgas, por favor”?

Pero sin que tú te des cuenta y sin que sea tu intención, le marcas y le destacas al Universo justamente tu carencia, y Él capta ese “no lo tengo” que esconde tu petición, y entonces más lo pone en evidencia. ¿Te ha pasado que pides algo y el Universo te pone más de lo que no quieres? Es justamente por eso.

No ruegues ¡Agradece!

El principio de la física cuántica dice que: Cuando Agradeces, “CREAS” eso que Agradeces, porque ya das por sentado que aquello “Ya Sucedió”, y el Universo recoge tu instrucción… ¡Te Obedece!

Tienes que dar por hecho y no dejar que tu mente se inmiscuya, diciéndote que es difícil, que es irreal, ¡¡¡que no se puede que eso se te otorgue a ti!!! A ti te corresponde todo lo que anhelas, por derecho divino. Naciste con él. Todos nacimos con ese derecho. Hay otras Manos, más inmensas que las tuyas, y ellas siempre le responden a quien agradece así.

No te olvides que las cosas nunca son lo que parecen:

Hay un diseño amoroso detrás de la realidad y cada vez que tú, de corazón agradeces, magnetizas eso mismo que agradeces de verdad.

Cuando tú lo ves “Ya Hecho”, cuando lo das por sentado, y agradeces, traspasado por una intensa emoción, el Universo percibe que ha quedado desfasado, y actualiza su programa hacia “La Nueva Versión”.

Ahora, es muy importante que en tu vida cotidiana, cuides tus emociones dominantes, pues son las únicas que pueden desviar  o bloquear la llegada de aquello que pediste.

Con el pensamiento pides, con las emociones atraes.

Una buena manera de practicar y evitar que tus creencias limitantes inconscientes te saboteén, es pidiendo herramientas ¿Has escuchado la frase “Regálale un pez a un hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá toda la vida”? Es una frase que suele ser más fácil de internalizar cuando se trata de la vida de otros que de la nuestra propia. Para hacer un pedido al Universo tienes que tener mucha confianza en que el Universo te escuchará. Tal vez, esa confianza sea mucho mayor si, en lugar de pedir la resolución de un problema, pides herramientas para resolverlo.

Tal vez, en lugar de pedir un millón de dólares, puedes pedir “ese trabajo en Google por el que, al cabo de un año, habré ganado un millón de dólares”. No es que al Universo le cueste menos darte una cosa que otra. Pero para ti puede ser más fácil confiar en un pedido que en otro.

Entonces:

1.    Pide en forma especifica

2.    Cuantitativo

3.    En positivo (el Universo no entiende el NO)

4.    Agradece por ya tenerlo

5.    Pide y utiliza herramientasActúa como si ya se te hubiera concedido. Ensaya, siente y vive como sería si ya lo tuvieras. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×